domingo, 6 de marzo de 2011

Mi cangurito se hace grande...

 

¿Verdad que esta imagen parece un retrato antiguo? Me gusta la foto pero verdaderamente cuando Carlota me encandila es cuando sonríe... 

 

Cualquiera de estas sonrisas me alegran un día duro... Os decía en el título que mi cangurito se hace grande. Siempre me ha llamado la atención la borsa marsupial de los canguros, una ingeniosa solución para dar a la cría seguridad, cobijo, calor, protección, alimento, descanso... Mientras otros animales tienen que emitir sonidos para avisar a sus retoños en caso de amenaza o peligro, la mamá canguro sólo tiene que huir, con la certeza de que su pequeño estará a salvo dentro de su bolsa. No se conoce una relación más estrecha entre madre e hijo en el mundo animal... 

No es que me haya vuelto fanática de National Geographic ni nada parecido. Es sólo una reflexión que me pasa por la cabeza porque mi niña ha cumplido 10 meses. Ya ha pasado más tiempo fuera que dentro de mi bolsa. También los canguros cuando son tan grandes que no caben en esa curiosa 'mochila' de sus mamás, empiezan a estar más tiempo fuera que dentro y sólo acuden a ella para mamar. A Carlota le pasa lo mismo: comienza a necesitar independencia y libertad de movimientos. Algo extraño y duro para mí, que siempre he sido su cobijo y su alimento. Cada vez toma menos leche materna y un día la lactancia acabará. Temo ese momento a la vez que miro con orgullo a mi niña, que ha crecido sana, sin problemas, y que deja de ser bebé para acercarse a su primer añito. No sé si habéis visto alguna vez cómo los canguros ya 'adolescentes' todavía vuelven a la bolsa de su mami cuando detectan un peligro. Y aunque no caben ni por asomo se meten como pueden de cabeza y dejan las patitas fuera. Yo sólo espero que Carlota pueda confiar en su madre y regresar a mí siempre que quiera. Yo siempre estaré en la sombra para lo que necesite. En fin, que me pongo melancólica... Hablando de movimiento, os pongo una foto de sus primeros pasitos...


Aún necesita ayuda pero tiene mucha fuerza en las piernas. Cualquier día nos sorprenderá. Hoy ha estrenado este vestido de Escada con corte charlestón y ese estampado tipo tapicería que cada día gana más adeptos. Se podría decir que es un vestido para niña más mayor, con ese cuello chimenea, ese corte de bailarina... Creo que lo lucirá mejor en otoño -si aún le vale- pero no me he resistido a probárselo. La chaqueta con capucha también es de Escada y combina a la perfección. Habréis visto que me gusta lo clásico pero a veces lo mezclo con un punto rompedor. En este caso la chaqueta es más moderna, con tejido de sudadera pero también hace guiños al clasicismo con los apliques de encaje en el interior de la capucha o ese primer botón-joya. La capota, una vez más, es hecha a mano. Los leotardos son de Zara y los zapatos, de la Rebotita. 

No me quería despedir hoy sin dar las gracias. Primero a http://mipequenaestrella.blogspot.com/ que me ha concedido el premio "Sweet Blog". ¡¡¡¡¡¡Mil gracias!!!!!!! Y después a esos más de 100 seguidores públicos que os interesáis por cómo Carlota Crece... 

Gracias, de verdad.

21 comentarios:

  1. Hay como me identifico con este post .... Paula hace lo mismo desde hace dias,,, solo quiere soltarse bajar a la mesa ir del sofa al suelo y del suelo al sofa ,,,,, pero es ley de vida,...
    sobre las fotos a mi me ha parecido de anuncio la primera ufff que guapa que esta.... sonreir no sonreira pero esos ojos lo dicen todo... esta de cine con ese vestidin,.,
    Pues nada guapa que tenemos que acostumbrarnos nuestras bebetonas crecen,,,, pero son tan ricas,,, tienen tanta picaresca jajaja un beso fuerte desde leon

    ResponderEliminar
  2. precioso el post!!, a mi se me rompe el corazón cuando veo que cada vez me necesitan menos, pero pienso como tú, siempre estaremos ahí para cuando haya un peligro como los canguros jajaja
    besosxxx

    ResponderEliminar
  3. Me encanta que coincidamos en gustos, porque tienes muy buen gusto, carlota esta preciosa, tiene una sonrisa muy picarona... mi niña se desteto muy pronto, a los 4 meses y la verdad es que al principio fue muy duro...
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. ¡ MAMIDECARLOTA, leyéndote se aprecia que eres una perfecta mamá-canguro ( que da protección sin coartar su autonomía y necesidad de crecimiento y nuevas conquistas , pero que siempre está ahí por si la cachorrita te necesita ) !
    ENHORABUENA por ello y por lo preciosa que está la CANGURITACARLOTA.
    muaaaaaaaaaaaac

    ResponderEliminar
  5. Pues sí, da penilla pero es ley de vida, como decís.. GRACIAS!!

    ResponderEliminar
  6. Es la vida, aunque aún os queda mucho tiempo de bebé, de todas formas está entrando en una edad preciosa, donde os lo pasaréis super bien con las cosas que aprende cada día. Carlota preciosa. Besos. Inma.

    ResponderEliminar
  7. Mil gracias, Glori. Desde luego espero serlo. Pero es verdad, Inma, que aún nos queda tiempo de bebé y que está muy graciosa con lo que aprende cada día. GRACIAS!

    ResponderEliminar
  8. pero que guapa que esta tu niña, tiene una sonrisa preciosa. Gracias por ser la primera seguidora de mi blog.
    http://marietameva.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  9. Que bonito el post!! Jo, se me ha corrido hasta la lagrimilla leyéndola. Se nos han hecho mayores nuestras peques, ha pasado rapidisimo el año...

    ResponderEliminar
  10. Madre mía que niña más PRECIOSA.
    Carlota crece, pero crece feliz,saludable y rodeada de mucho amor.Buen y bonito ejemplo lo de la mamá canguro.
    Qué joya de sonrisa,qué placer poder verla.
    Un beso enorme para el cangurito y su mamá.

    ResponderEliminar
  11. Y por supuesto que lo hará, volverá a su bolsa protectora siempre. No haces otra cosa que fijar las bases de una crianza plena, con apego y amor. Eso compensa. Siempre lo hace. Amor con amor se paga.
    Preciosa Carlota, por cierto.

    ResponderEliminar
  12. Gracias, guapetonas. De verdad espero que así sea. Todo pasa muy rápido, Susana!!! Y sí, tengo la misma teoría que tú, CLC. Un besazo!

    ResponderEliminar
  13. ainsss!! cómo te entiendo, yo esa fase la pasé sobre todo cuando empezó a andar. Ya le ves por ahí caminando, tan "independiente" que te hace reflexionar... "ya se fue el bb?" en fin, a veces se hace duro (al menos en mi caso) verles crecer tan deprisa, siento tanto amor que me parece que crece tan deprisa que no me va a dar tiempo a darselo todo.... en fin....hay que "evolucionar" con ellos.
    Carlota está preciosa y me encanta con capota!!

    ResponderEliminar
  14. es una muñeca, siento debilidad por las "Carlotas"

    ResponderEliminar
  15. Gracias, chicas! Sí, hay que acostumbrarse a esta velocidad a la que pasa todo...

    ResponderEliminar
  16. mamidecarlota ya tengo a mi madre trabajando en la chaquetita celeste para el vestido de lunares gris y celeste! he encontrado una lana perfecta que le iba, te enseñaré el resultado!
    un beso

    ResponderEliminar
  17. ¡Ay, sí, enséñamelo cuando lo tengas, porfi! Qué manos tienen estas mamis, eh?? vaya envidia que me da... Mi madre es otra artista del punto ;-)

    ResponderEliminar
  18. ayssss como se parece tu Carlota a mi Carlota!!! está superdivinadelamuerte como le digo yo a mi nena.

    ResponderEliminar
  19. Ruth me ha dicho ana que te pregunte ya k tu marido es italiano
    K crees k les gustaría recibir de regalo o k debería llevar mi hija k tiene 16 anos y va a una casa de intercambio el sábado
    Yo había pensado embutido de leon pero no dejan meter comida
    Tu podrías darme una idea?un beso desde le
    Lascosasdepaula@gmail.com

    ResponderEliminar
  20. Susana, pues yo en ocasiones he llevado abanicos, que les encantan y también cerámica y libros de fotos bonitos sobre pueblos españoles y cosas así. Parecen tópicos pero les gusta mucho. Espero haberte ayudado!

    ResponderEliminar